Dime como lo llevas y te diré lo que los hombres piensan de ti

 

Por mandato de la naturaleza, el cuerpo de las mujeres y los hombres posee, en algunas zonas, vellos-aparentemente inútiles- que pueden resultar anti-estéticos e incomodan. A raíz de los ideales de belleza en todo el mundo y en combinación con la cultura occidental, la depilación se convirtió en un ritual prácticamente obligatorio para todas las mujeres.

Una de las zonas con mayor interés es la íntima, parcial, total o con algún diseño. Más allá de las condiciones estéticas y socio culturales posee una relación directa con la actividad.

“El contacto piel con piel, sin el vello mediante, puede despertar sensaciones más placenteras. En la pose del misionero, en la cual el pubis roza el clítoris durante los movimientos del coito, la fricción es directa y de mucho contacto. Más allá del tema físico, la autoimagen tiene una influencia muy importante, ya que se sienten más atractivas para sus parejas”, dijo Ghedin a Infobae.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *