Estas son las posturas mas “sencillas” y que te garantiza el máximo placer

Si eres de los que les gustan las posturas clásicas como el misionero, pues prefieres la comodidad que los malabares durante el sexo, este es un buen artículo para ti.

Pues aunque aquí te escribimos algunas posiciones para explotar de placer, la mayoría de ellas son para realizar muy cómodamente.

El placer va unido a la creatividad y a la pasión. Hay razones muy poderosas para colocar nuestros cuerpos de una u otra forma, y éstas están especialmente diseñadas para que el placer y la excitación fluyan entre nosotros.

Si eres de esas personas que les gusta investigar qué posiciones sexuales son las que ofrecen más placer y sensualidad, aquí te recomendamos algunas.

Al borde de la cama

Esta posición sexual, como bien dice su nombre, se lleva a cabo al borde la cama, y con el hombre como apoyo. Él se sentará, y cerrará las piernas. La mujer se colocará encima de él y controlará el ritmo. ¡Les encantará!

La diosa absoluta

La chica se sienta con las piernas cruzadas sobre el chico, dándole la espalda. Tendrá que deslizar un poco la cadera para centrarla y permitir que su pelvis se abra lo más posible. Las piernas hacen una línea perpendicular y los pies quedan abiertos, con los dedos hacia afuera.

La chica no tiene que subir y bajar, se cansaría demasiado rápido. La clave es columpiar la cadera hacia delante y hacia atrás. ¡Más vale maña que fuerza!

Flor de loto

Esta postura es ideal para aquellos que les gusta el contacto visual, compartiendo una relación pausada y con un ritmo sincronizado. Resulta muy excitante tanto para el hombre como para la mujer.

El chico debe sentarse y abrir las piernas, como si fuera una flor de loto. Ella se sienta y rodea su cuerpo con las piernas, llevando el ritmo.

Las sensaciones durante esta posición son indescriptibles, pues van allá de las físicas, el contacto visual hace que se sienta la penetración directo al corazón.

Piernas al hombro

Con esta postura se consigue una penetración profunda, y si el ritmo es bueno, es fácil alcanzar el orgasmo. Y además, es muy sencilla. Ella debe colocarse mirando boca arriba. Él, debe cogerla por los muslos y llevarlos hacia el cuerpo.

Contra la pared

En este caso, el hombre debe tener suficiente fuerza para poder aguantar a su pareja durante el encuentro. Se deben colocar cerca de una pared que sirva de apoyo (habrá que tocar antes la pared para verificar que no sea falsa y haya accidentes). El hombre debe coger a la mujer con ambos brazos, agarrándola de las nalgas, a la altura del torso; y apoyándola contra la pared (para que ésta esté lo más cómoda posible).

Si te gustó este artículo y te gustaría conocer más sobre el tema, recuerda enviarnos tus comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *