¿Sabías que si existe la depresión vaginal?… y es peor de lo que piensas.

Tal vez esto pueda sonar un poco descabellado o gracioso pero la depresión vaginal es un problema real y le sucede a muchas mujeres. Algunas veces sus síntomas se pueden confundir con una infección o una irritación, pero las mujeres jamás llegan a imaginarse que pueden estar padeciendo una depresión en su vagina, pues por más loco o gracioso que esto te parezca, esta tiene sus propios sentimientos.

Se ha comprobado científicamente que la depresión vaginal es un problema real, es por eso que en esta ocasión te mostraremos algunos de los síntomas que se manifiestan en esta depresión, tal vez esto te ayude a descubrir si padeces o has padecido antes este problema. Una valiosa información a la que todas las mujeres deberían prestar atención.

El nombre científico de esta depresión es ¨vulvodinia¨ y afecta a miles de mujeres alrededor del mundo, algunas mujeres describen que este problema se presenta mediante dolor crónico e intenso, como un dolor de parto.

Otros síntomas que se presentan son ardor, comezón e irritación, es por esto que las mujeres confunden la depresión vaginal con alguna infección por lo que no se atiende como debería.

La depresión vaginal es un problema real

Uno de los problemas por los cuales se puede sufrir de esta depresión es debido al cambio de pareja . Después de habituarse a una forma regular, el cambio puede traer consecuencias negativas, además, la intensidad de un relación intima, la inestabilidad o depresión después de una rotura, todos estos problemas influyen en el PH de la vagina y en su funcionamiento.

Cuando esto ocurre, por lo regular las mujeres dejan de lubricar, los músculos de la vagina se tensan y también puede cambiar el olor. Tener relaciones puede ayudar a liberar hormonas, cuando cambian o dejan de producirse, los efectos suele padecerlos el cuerpo.

Pero la vulvodinia también se produce por el uso excesivo de la bicicleta, por algún golpe, falta de intimidad, ansiedad y agobio. Un tratamiento muy eficaz es el consumo de pastillas anticonceptivas en dosis muy pequeñas.

Y aunque no existe un tratamiento concreto para la vulvodinia, existen recomendaciones que puedes seguir para tratarla de acuerdo con los expertos.

Consume antidepresivos:

Esta depresión debe tratarse de la manera más normal, llevar un tratamiento a base de fármacos no curará totalmente la enfermedad pero tranquilizará el dolor.

Relaciones íntimas:

Tener relaciones ayuda a los niveles de colágeno y células de esta zona, manteniendo un abundante flujo de la sangre y ayudando a reducir las molestias.

Nuestra salud es lo más importante, es por eso que debemos acudir a revisión constantemente. A pesar de los diferentes estudios, aún no se conocen con exactitud las causas de este mal. Sólo llega sin previo aviso y de igual forma puede irse.

Esperamos que esta información te sea útil pero recuerda que no pretendemos dar un diagnóstico médico, nuestra intención es informar, por ello lo más recomendable es acudir a un médico si padeces de estos síntomas.

¿Habías escuchado sobre esto? ¿Qué opinas al respecto? Informa a otras mujeres para que también sepan sobre este mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *