SEÑALES DE QUE TU PAREJA TE HA SIDO INFIEL LA NOCHE ANTERIOR

1 – La boca y la sonrisa: Humedece sus labios y se le ve fácilmente que traga saliva fuera de lo normal. Su sonrisa es retorcida y diferente y la crea repentinamente en momentos que no son para sonreír. Tapa su mentira.

2 – Las manos: Hay personas que cuando mienten no pueden mantener sus nervios y eso se refleja en sus manos, ya que estas no dejan de moverse tocando el pelo, tocándose los labios, las orejas o moviendo algún objeto entre sus dedos.

3 – La sudoración: El sudor es un delatador muy real de la mentira y como no, se puede ver con facilidad en sus manos y frente.

4 – Acusaciones: Para tapar sus mentiras te acusa defendiéndose por anticipado y proyectando sobre ti cosas del pasado. Una forma muy instintiva de evitar preguntas y de afrontar realidades.

5 – Los ojos: No te mira fijamente y evade el contacto visual sincero. Mira a otros lugares y tiende a parpadear más de lo normal y común.

6 – Incongruencias: Se complica en su forma de expresar y de decir las cosas con congruencia, más bien se lía en periodos de tiempo y se confunde. Tal vez sin darse cuenta, tal vez para desorientarte.

7 – La voz: Es muy generalizado que en situaciones de preguntas y de incomodidad tu pareja suba el tono de voz. También es una forma de evadir el momento.

8 – Su celular: Bueno esta no tiene más tutía. Si esconde el celular para que no puedas ver mensaje, llamadas o el Whatsapp es que algo esconde. Algo que seguramente es una infidelidad.

9 – Sus palabras: Si usa palabras como, “honestamente”; “la verdad es que”; “justamente estaba pensando en eso”; es que quiere reforzar su integridad y dar presencia de honestidad.

10 – Cambios en los tiempos verbales: Es típico que cambie el tiempo verbal porque al mentir se improvisa mucho y al improvisar se habla más en presente y no del pasado que estáis discutiendo y cuestionando.

Pon a prueba estas observaciones, “NO EN UN DÍA”, sino en varios de ellos, para ir obteniendo tus propias conclusiones. Te aseguro que no te hará falta que te lo confiese…Tú mismo/a sabrás con seguridad que llevas unos buenos cuernos.

Fuente: albertespinola.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *