Avances para controlar el cáncer cómo enfermedad metabólica

Las estadísticas muestran que, sólo en Estados Unidos, el 50% de los hombres y el 41% de las mujeres enfrentarán esta enfermedad en alguna etapa de su vida. En este país, 600.000 personas mueren anualmente a causa de la enfermedad y si a esto le sumamos los que fallecen en otros países, los muertos llegan a casi 8 millones. La buena noticia es que, estudios innovadores demuestran que es posible controlar el cáncer como una enfermedad metabólica.

En el año 1971, el presidente Nixon le declaró la guerra al Cáncer. Casi 50 años después, la tasa de supervivencia sigue siendo de 2.5% para los tratamientos tradicionales. Es obvio, que la guerra contra el cáncer se está perdiendo. De allí, que nos atrevamos a colocar los tratamientos tradicionales contra el cáncer sobre tela de juicio.

Controlar el cáncer a través de la medicina tradicional

El protocolo de los oncologos tradicionales, sigue siendo el mismo de hace 50 años: cirugía, radiación y quimioterapia.

Hablando de la quimioterapia es interesante, que este tratamiento se originó luego de la segunda guerra mundial, a base de gas mostaza. Años después se descubrió que el gas mostaza era un poderoso cancerígeno.

A pesar del fracaso de este tipo de tratamientos, se siguen gastando millones de dólares al año en ellos. Lo que es más, han pasado a ser la terapia obligada para quienes padecen enfermedad. Incluso, se han dado casos, donde los padres han sido acusados de negligencia y perdido su patria potestad, por negarse a someter a sus hijos menores de edad a terapias convencionales.

Controlar el cáncer cómo enfermedad metabólica

Debido a que el Instituto Nacional del Cáncer, las instituciones académicas y las empresas farmacéuticas se empeñan en afirmar que el cáncer es de origen genético, están estancadas en los tratamientos convencionales. Pero ¿Y si el cáncer no fuera de origen genético, sino metabólico? Entonces existirían más alternativas.

Afortunadamente, existen científicos que están teniendo progresos en este sentido. Veamos los avances de Thomas Seyfried en sus estudios del cáncer cómo enfermedad metabólica.

Thomas Seyfried y sus avances en la lucha para controlar el cáncer

Este pionero en la investigación contra el cáncer escribió en el 2012 un libro titulado “El cáncer cómo enfermedad metabólica: sobre el origen, el control y el tratamiento del cáncer”. Su libro se convirtió en todo un éxito y hoy en día es referencia para los médicos oncologos alternativos.

El Dr. Seyfried es un médico de gran trayectoria: investigador del departamento de neurología de la Universidad de Yale, profesor asistente de neurología en la facultad de esta misma universidad, ganador de varios premios por sus investigaciones sobre la dieta cetogénica y colaborador de varios consejos editoriales de distintas revistas científicas. Además, cuenta con 170 publicaciones científicas propias revisadas.

Seyfried, afirma que se puede vencer el cáncer mediante una terapia nutricional basada en la cetosis, sus trabajos se derivan de los trabajos realizados por el Dr. Otto Warburg, quien se distingue como uno de los bioquímicos más ingeniosos del siglo XX.

Veamos algunos ejemplos de cómo funciona la cetosis nutricional.

Pablo Kelly: en el 2013, a los 25 años de edad fue diagnosticado con un tipo mortal de cáncer cerebral. Al darse cuenta de que sus probabilidades de sobrevivir aún con tratamiento eran escasas, decidió someterse a una dieta cetogénica, le dijeron que no viviría más de 6 meses. Sin embargo, 2 años después, el tumor que en principio era inoperable, se volvió operable.

Bomar Herrin: En el 2009 este médico de la Clínica de Mayo fue diagnosticado con Mieloma Múltiple. Motivado por hallar la forma de hacer frente a este tipo de cáncer, se decidió por la terapia metabólica. Recientemente se informó que sus marcadores tumorales y cancerígenos se encuentran bajos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *